apps apps
facebook twitter instagram linkedin
Inicio Novedades
Experiencia FIMAQH
Experiencia FIMAQH
30-05-2022

“La experiencia de la FIMAQH 2022 me pareció muy buena. Pude ver diferentes tipos de procesos que estamos estudiando actualmente en Tecnología Mecánica”. Así comienza su devolución de la experiencia Valentín Vigna, estudiante de 4to. año de la carrera Ingeniería Electromecánica con orientación en Automatización Industrial.

Si acá terminara la nota, podríamos decir que se cumplió el objetivo, pero no. Seguimos consultando. Seguimos contactando a estudiantes y docentes para que nos compartieran sus sensaciones al regreso de Buenos Aires.

 

Las notas del viaje cuentan que la salida del colectivo fue desde el Centro Universitario, a las 00:30 horas del viernes, con 33 pasajeros (29 estudiantes y 4 docentes), tal cual estaba previsto. Después de un viaje tranquilo, sin inconvenientes, a las 8:30 el grupo desayunó en una estación de servicio, “y decidimos hacer tiempo hasta las 13 horas, que abría la Feria”, cuenta Marcelo Flores, profesor adjunto de la asignatura Tecnología Mecánica. “Fuimos a pasear por la ciudad. Recorrimos Plaza Italia, bosques de Palermo e incluso estuvimos un rato en un shopping”, cuenta. “A las 13, partimos hacia el predio Costa Salguero, en donde se realizó la Feria. Una vez acreditados, los chicos organizaron su propio recorrido por las instalaciones, que son enormes, visitando aquellos sectores que les despertaban mayor interés”, completa.

 

“La verdad el viaje estuvo bárbaro. En mi caso, que iba con un grupo de amigos, tuvimos la oportunidad de recorrer todos los salones que había, e ir hablando en los puestos que nos interesaba para que nos expliquen algunas cosas. Además, tuvimos la oportunidad de ir a una charla sobre Ahorro energético en el uso de Aire Comprimido, de la empresa Sullair”, contó Marco Azzaro, estudiante de Ingeniería Electromecánica e Industrial.

“La experiencia fue muy buena, nunca había visto de cerca el equipo industrial y mucho menos funcionando... Ver funcionar a las máquinas es bueno, pero verlas funcionar entendiendo como lo hacen es impresionante! También me encontré con máquinas que no me imaginaba, como por ejemplo las que hacían el dimensionamiento automático de piezas”, Marcelo Alemany, estudiante de Ingeniería Industrial.

Francisco Soto, también estudiante de Ingeniería Industrial -y de Electromecánica-, compartió las sensaciones de sus compañeros: “Me encantó la experiencia. La feria estuvo llena de máquinas increíbles! También pudimos asistir a la charla, que estuvo muy buena… Y hasta nos dieron un par de regalos”. Punto para los encargados de Makerting de las empresas!

Volviendo a la experiencia, desde el punto de vista académico, Marco Azzaro resaltó que la charla, los pantógrafos y la robótica para control de tolerancias fue lo que más le llamó la atención. “Además, vimos máquinas relacionadas con otras materias, como por ejemplo Máquina y Medidas Eléctricas. Vimos motores lineales, paso a paso, asíncronos y generadores síncronos. Esto me sirvió para ver la puesta en práctica de estos motores que estamos estudiando”, agregó Valentín Vigna.

 

De acuerdo a la información brindada por los docentes, había empresas de metrología, como Mitutoyo y Hexagon Metrology, con máquinas para medir por coordenadas, manuales y motorizadas. También máquinas para medir por imágenes y sistemas laser. “Visitamos los stands de empresas de automatización que presentaban brazos robóticos para la manipulación de partes. Una de ellas mostraba la integración de uno de estos brazos con una plegadora de chapas y accesorios, conformando una unidad de trabajo o "celda de manufactura" totalmente automatizada”, expresó Flores.

En otro sector de la gran Expo –más de 70 rubros industriales, nacionales e internacionales- visitaron empresas que comercializan máquinas herramientas (tornos, fresas) manuales y de control numérico, de distintos tamaños y complejidad. “Una de estas empresas tenía en exposición dinámica (funcionando) una máquina de corte con hilo por electroerosión que llamó la atención de muchos visitantes”, describió. 

“Como en todas las ediciones, también estaban las empresas que comercializan software de diseño, cálculo y fabricación (SolidWork, Autodesk,

etc.) y las que brindan servicios de automatización neumática, como Festo. También había empresas que comercializan máquinas para el trabajo de láminas metálicas como prensas, plegadoras hidráulicas y mecánicas, manuales y de control numérico, máquinas para el plegado continuo de chapa con rodillos, guillotinas, etc”, dijo Flores.

Una de las grandes novedades fue la presentación de impresoras 3D de metales, de marca Meltio, importadas por la empresa Tecmahe. Entre las ausencias más importantes, los docentes indicaron que, en esta edición, no estuvieron empresas internacionales que comercializan insertos de corte, como ser Sandvik e Iscar.

 “Sobre las 20 horas, nos juntamos todos en el ingreso a la Feria, subimos al colectivo nuevamente y partimos en viaje de regreso. Paramos a cenar en Chivilcoy, y a las 5 de la madrugada del sábado llegamos a la Facultad”, describió el profesor. Lógicamente, después de dos noches de dormir en el colectivo, la mejor noticia era la posibilidad de terminar el descanso en casa, cada uno en su cama. “Siempre es una buena experiencia. Nosotros, que vamos todos los años, nos damos cuenta lo importante que es para los estudiantes la oportunidad de participar en estos eventos tan reconocidos, y sobre todo, vincularse con máquinas novedosas que se utilizan actualmente en las empresas, con lo cual, ellos pueden proyectarse al mercado laboral. Es muy valioso de verdad… Y por supuesto, como siempre, nuestros estudiantes comportándose muy bien, aprovechando cada oportunidad de aprendizaje”, concluyeron los docentes a cargo del viaje.

Es que sí, estas experiencias, además de ser académicamente muy valiosas, son una oportunidad de vincularse en forma directa con reconocidas industrias de diferentes rubros, y esto va anclado al mundo del trabajo y las posibles salidas laborales de cada uno de los participantes de la experiencia. Asimismo, es una instancia de vinculación y construcción de relaciones personales con compañeros y docentes de la Facultad, con quienes queda camino por recorrer, y futuros contactos profesionales… Todo eso también es enriquecedor.

¿Conclusión del viaje? Caras sonrientes y satisfechas, cuerpos cansados de tanto andar, mentes repletas de información, nuevas amistades… Y algún souvenir que se agradece! Celebramos, destacamos y promovemos la continuidad de estas iniciativas, agradeciendo la tarea de la cátedra Tecnología Mecánica, a cargo de los docentes Marcelo Flores, Alejandro Massolo; y de Lucas Lamas y Juan Carlos Hernández, ambos docentes colaboradores en la organización y desarrollo del viaje.

Sumate a nuestra comunidad
facebook
twitter
instagram
linkedin